Cronica de una Marcha anunciada

Lei en un sitio web, (Enkidu Magazine) una entrevista que hacen a Xavier Lizarraga y Enrique Gómez en un evento llamado los Martes de Enkidu.

Ahí, Xavier comparte con el publico asistente sus experiencias y me llama la atención como vive él, el nacimiento de la Marcha del Orgullo Gay en México, y he aquí el extracto que hago de la misma, dando credito al sitio web de Enkidu.


Ciudad de México, 04/06/2008
Con la presencia de destacados miembros de las Comunidades Gay Lésbico Bisexual Travesti Transgénero Transexual, así como compañeros de los medios de comunicación, el público asistente a Los Martes de Enkidu contamos con la presencia de Enrique Gómez, fundador y Director General de Homópolis así como Xabier Lizarraga, antropólogo, dramaturgo y activista por los derechos gay.

[…] A continuación Xabier Lizarraga, compartió algunas experiencias con el público asistente:

“En el año 1977 fui a España, estuve un año en España, donde ya había un movimiento. Ya habían grupos de liberación homosexual y ahí participé en la Primera Marcha del Orgullo (en la que yo participé), que fue reprimida por las fuerzas del orden a caballo. En 1978 se leen en los periódicos notas de Juan Jacobo Hernández y antes ya había salido una carta firmada por Carlos Monsivais, Nancy Cárdenas, Juan Jacobo Hernández protestando porque Sears había corrido a un trabajador por ser homosexual.

De repente un conocido me invita a pláticas a un grupo que se llamaba Sex Pol, un grupo más que nada de autoayuda, de concientización, era para luchar contra tu propia homofobia introyectada, no éramos ni enfermos ni criminales. Entonces fundamos el Grupo Lambda de Liberación Homosexual, grupo mixto, de hombres y mujeres, el 26 de julio de 1978 sale en la prensa –al día siguiente-, la nota de que en la manifestación por la Revolución Cubana había marchado un colectivo homosexual, el FHAR – Frente Homosexual de Acción Revolucionaria–. Nos dio mucho gusto que hubiera otro grupo. Nosotros ya estábamos pensando en marchar el 2 de octubre, donde conocimos a este grupo, así como a los grupos de mujeres Lesbos y Oikiabet, grupos que fundó Jean María Castro, una activista que sigue en pie de lucha.

Esta fue una experiencia muy interesante, porque de inmediato se acercó el Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT), que era trotskista y nos dijo que por qué no marchábamos detrás de ellos. Luego marchaba el Partido Comunista (PC). Nosotros marchamos exactamente detrás del PRT y el PC marchó como 500 metros después que nosotros. Justo pasando por debajo del puente de Rio Consulado y San Cosme –donde estaba el Cine Cosmos- gritamos la primer consigna “Soy homosexual, ¿y qué?”. Al llegar a la plaza, la gente aplaudió la entrada del colectivo lésbico-homosexual y después del vació, la gente se dio cuenta de la homofobia del PC y empezó a abuchear. Fue el primer fracaso del Partido Comunista en estas lides sexo-políticas.

Sobre la Marcha en 1994 no participé en México, porque me fui a Nueva York. La primera Marcha fue en 1979, “la marcha del clóset”, pues queríamos marchar de los Leones de Chapultepec al Hemiciclo pero las autoridades nos mandaron por Rio Lerma, con 25 participantes, 100 al final. Ahí donde inventé la consigna: “Atrás de los balcones / se esconden maricones; Atrás de las persianas / se esconden las lesbianas,” porque les veíamos en esa calle.

En 1980, la Marcha fue por Reforma, nos apoyaron sindicatos, grupos feministas y grupos de la Universidad, que apoyaban. Entonces habían parejas agarradas de la mano, pero besándose no, porque un evento era muy político, no carnavalesco; era sumamente solemne y aburrido. Nos sentíamos que estábamos haciendo historia.

Agustin Villalpando, Alonso Hernandez y Javier Lizarraga en Los Martes de Enkidu (Foto: Enkidu Magazine)

Tiempo después organizamos las besadas como acto político. El objetivo no era que la gente nos viera en manifestaciones de afecto sino que nos viera, que existíamos, no que fuésemos ninguneados, por eso queríamos ser visibles y ser audibles. La manifestación de afectos era más bien calentura, no era como una propuesta política. Algunos teóricos partieron de ahí para darle ese sentido.

En los medios no hubo respuesta. Alguno mencionó en la del 2 de octubre que había habido un contingente de homosexuales, en la de Rio Lerma nadie, y en la siguiente alguna cobertura, por ejemplo Marta Lamas publicó un artículo en la revista Siempre así como gente que trabajaba en los medios. Los años posteriores fueron de pura nota roja, fotografiaban al transexual o al travesti con los pechos de fuera o a los dos jotos besándose, porque las consignas políticas no las reproducían. Primero fue el escándalo, salimos en el Alarma y en el Alerta, en lugar de en una revista seria como pudiera ser, en este momento, Proceso. Salimos en Siempre gracias a activistas como Marta Lamas, la feminista más importante de este país.

La respuesta a las marchas ha sido cada vez más masiva por una cuestión. Yo, algo que abomino de las marchas en México es que la conviertan en discoteca. Sonido a todo volumen, pero no es Carnaval en realidad, es discoteca llevada a la calle. Creo que lo importante sería hacer un Carnaval de la Diversidad, pero no una discoteca en la calle, porque no se oyen consignas y una compañía está compitiendo con otra para ver quién tiene el volumen más fuerte y quién reúne a más gente, con lo que desaparece todo activismo. Creo que la Marcha sí debe ser carnavalesca y que sí estén las empresas pero no convertirlo en una lucha de empresas, que le bajen al sonido para quien desea hablar y oírnos unos a otros. Se deben repensar las marchas para que todos nos manifestemos, pero hay algo más en la cultura que la disco. Estamos convirtiendo la cultura sexual en una cultura de la disco.”

[…]

Xabier Lizarraga afirma:

“Guerrilla Gay llevó la militancia a los bares; los bares nunca se metieron a la militancia, en el bar El Taller. Todos tenemos la libertad de marchar, que se expresen pero que no compitan por quién hace más ruido, marchan porque es publicidad para ellos, porque marchan todo Reforma, gratis. Las consignas políticas siempre fueron lúdicas, después de integraron los empresarios. Primero marcharon institutos de investigación, el instituto mexicano de sexología, institutos de la UNAM y del IPN. A mi me gustó que marcharan los empresarios. Luis González de Alba fue el primero, con El Taller, pero ahora es una marcha por intereses publicitarios.

Yo nunca he estado en contra del carnaval, del baile, del beso. Lo que sí me parece una burla de parte de las empresas que impongan su negocio porque el Movimiento de Liberación no les importa. Esto es así porque cuando las lesbianas y los homosexuales seamos como cualquier hijo de vecino ya no vamos a ser tan buen negocio. Ahora, como parte de este segmento te cobran todo, sobre todo porque en un mundo capitalista, nosotros tenemos más capacidad económica que nuestro equivalente heterosexual, pues no tenemos niños y ese dinero lo gastamos en nosotros. Es decir, en igualdad de condiciones de empleo, generalmente, los homosexuales y las lesbianas tenemos mayor capacidad económica.

Hace 30 años no había lugares de esparcimiento, las discos eran para heterosexuales, por lo que si querías, tenías que organizar fiestas en casa y la policía podía entrar y meter a la cárcel a todos. Eso ya no pasa en México, hemos avanzado. Ahora podemos estar en la calle y tenemos la Internet. Además, cuando llega el SIDA, el 90 por ciento de todos los grupos de liberación homosexual se volvieron grupos de lucha contra el SIDA, sólo quedamos tres grupos: Colectivo Sol, Guerrilla Gay y el Círculo Cultural Gay, éramos los únicos que teníamos como prioridad la liberación lésbico-gay-trans y el SIDA como una responsabilidad que teníamos que tener todos”.

Una respuesta

  1. Agradezco que se publique algo de lo que dije, aunque existen algunas imprecisiones (no fundamentales, pero errores), yo no hablé del PT (Partido del Trabajo) sino del desaparecido PRT (Partido Revolucionario de los Trabajadores), ese era el partido de corte Troskista, el PT no existía en aquel entonces.
    Pero repito, en general, todo lo que aquí se dice en torno a la XXXI Marcha LGBTTTI y sobre el activismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: